El rally a Dakar vuelve al clásico

El rally Lisboa-Dakar de 2008 discurrirá por cinco países, a lo largo de unos 6.000 kilómetros, sobre los que competirán casi 600 vehículos, una cifra superior a la de la edición anterior pese al endurecimiento de las condiciones de admisión.

El rally a Dakar vuelve al clásico

La trigésima edición del rally arrancará el próximo 5 de enero en la capital portuguesa y llegará a la de Senegal el día 20, tras pasar por España, Marruecos y Mauritania, informaron los organizadores en la presentación de esta mítica prueba africana en París.

En concreto, la cita tendrá quince etapas y abarcará 5.736 kilómetros especiales, de un recorrido total de 9.273 kilómetros.

La carrera pasará por Málaga procedente de Portimao (sur de Portugal) durante la segunda etapa, aunque los camiones estarán exentos de este tramo especial, debido a la “sinuosidad” de la pista y la “dureza” del suelo.

Este año, el día de descanso será el 13, en Nuakchott, la capital de Mauritania, según los organizadores.

El rally recuperará por otra parte una antigua tradición, la llegada a la capital senegalesa el domingo, último día de la carrera. La ruta entre Saint Louis y Dakar no había sido seleccionada desde 1999.

Hasta el momento se han inscrito 570 vehículos dispuestos a desafiar el cronómetro: 245 motos, 20 quads (moto de cuatro ruedas), 205 coches y 100 camiones.

Aunque el número de participantes supera al de la edición de 2007, en los que compitieron 510 vehículos, los organizadores han puesto en marcha un proceso de selección para acabar con el principio “el primero que llega, se lo lleva”.

Con el fin de preservar las “buenas condiciones” de la carrera tanto en el plano deportivo, como de la seguridad y de la convivencia, los organizadores rechazaron este año “numerosas peticiones” de inscripción.

Unas 50 nacionalidades estarán representadas en esta trigésima edición, en la que el 40% de los motoristas y el 18% de los conductores de autos competirán por primera vez en el rally.

Otro punto novedoso es la juventud de los competidores al volante, puesto que por primera vez cerca de la mitad tiene menos de 40 años.

Sobre el terreno, la entrada en África por Marruecos en la tercera etapa estará marcada por varios tramos fuera de pista. Después de 160 kilómetros de recorrido en común, los motoristas se separarán momentáneamente de los autos y los camiones.

La quinta fase, entre Uarzazate y Guelmim, previa al paso a Mauritania, presentará una primera parte complicada, en que la prudencia deberá marcar el paso, y una segunda en la que el principal obstáculo serán las dunas.

De Atar a Nuakchott, en la octava etapa y tras haber dejado atrás la fase más larga entre Smara y Atar, de 619 kilómetros, “los competidores comerán arena”, alertan los organizadores, al cruzar una complicada región del Sahara.

La etapa previa a la llegada, entre Kiffa y Saint Louis, pondrá fin a ocho tramos en Mauritania y sólo “los veteranos podrán contar con algunos puntos de referencia”. El rally no hacía parada en Saint Louis desde 1997.
Fuente: Eurosport.com

Noticias Relacionadas

BMW Serie 1, preparado para el Rally Dakar

Bowler Nemesis, la evolución del Range Rover Sport


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *