El Mini Cooper Coupé: Videos y fotos de este pequeño biplaza

MINI acaba de presentar de forma oficial y sin camuflaje su nuevo Coupé del que habrá cuatro versiones diferentes, empezando por el básico MINI Cooper Coupé, al que sigue el Cooper S Coupé, el Cooper SD Coupé y como tope de gama el firmado por John Cooper Works.

Mini Cooper Coupe

Mini Cooper Coupe

De momento, sabemos que el precio en Reino Unido parte de unos 18.850 euros al cambio, aproximadamente. En cuanto sepamos el precio para España os lo haremos saber.

Mini Cooper Coupe

El MINI Cooper Coupé está motorizado por un 1.6 litros de 122 CV con un par máximo de 160 Nm a 4.250 rpm. Homologa un consumo en circuito mixto de sólo 5,4 litros/100 km y sus emisiones de CO2 se sitúan en los 127 g/km. Acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos y supera los 200 km/h de velocidad máxima. Su precio es de 21.600 euros.

Mini Cooper Coupe

Por su parte, el MINI Cooper SD Coupé monta un propulsor de 2 litros que entrega 143 CV y desarrolla un par máximo de 305 Nm entre las 1.750 y las 2.700 vueltas. Sus prestaciones lógicamente mejoran, y pasa de 0 a 100 km/h en algo menos de 8 segundos y supera ligeramente los 215 km/h de velocidad máxima. Este diésel marca un consumo de 4,3 litros y sus emisiones son de 114 gramos de CO2 por kilómetro.

Mini Cooper Coupe

El MINI Cooper S Coupé dispone de un motor Twin-Scroll 1.6 de 184 CV y un par máximo de 260 Nm entre las 1.600 y 5.000 revoluciones. Alcanza los 100 km/h desde parado en 6,9 segundos y su velocidad máxima roza los 230 km/h. En cuanto al consumo, la cifra homologada es de 5,8 litros y sus emisiones son de 136 gramos de CO2 por kilómetro.

Mini Cooper Coupe

El tope de gama firmado por John Cooper Works monta el mismo motor Twin-Scroll 1.6 pero en este caso en su variante de 211 CV. Para el crono en los 6,4 segundos y alcanza los 240 km/h de velocidad punta. El consumo es de 7,1 litros y emite a la atmósfera del orden de 165 gramos de CO2 por cada kilómetro que recorre. Su precio se dispara hasta los 33.900 euros.

Nota de prensa:

El MINI Coupé.

Diversión sin límites al volante: El MINI Coupé.

MINI amplía su gama de productos, agregando un modelo concebido para disfrutar al máximo de la conducción. El MINI Coupé entusiasma por su extraordinaria agilidad sin parangón en el segmento de los automóviles pequeños, por el concepto sin igual de su habitáculo y carrocería así como por el carácter selecto y típico de la marca, que se expresa a través de su diseño, su alta calidad, su completo equipamiento y las numerosas posibilidades ofrecidas para su personalización. El primer biplaza entre los actuales modelos de MINI no solamente revive la exitosa historia que la marca tiene en el mundo de la competición automovilística; también reactiva esta categoría de automóviles deportivos especialmente compactos. La selección de los motores, el reglaje del chasis, la repartición del peso y las cualidades aerodinámicas apuntan hacia un nivel de rendimiento óptimo. El resultado es más que convincente: a los mandos del MINI Coupé se experimenta aun más intensamente la sensación de estar al volante de un kart. El nuevo coupé se distingue por un nivel de prestaciones hasta ahora nunca alcanzado por un modelo de la marca fabricado en grandes series.

El MINI Coupé es el primer modelo de la marca que tiene tres volúmenes, ya que su maletero destaca en la zaga. El trazado específico de sus líneas aún así respeta las formas típicas de MINI y se combina con diversos elementos estilísticos inconfundibles de la marca. De esta manera, el coupé es un automóvil de carácter propio que, a la vez, expresa su auténtica pertenencia a la gama MINI. La silueta plana y la innovadora forma del techo que se asemeja a un casco, le confieren al MINI Coupé rasgos deportivos e individuales a la vez. El flujo de aire a altas velocidades es guiado óptimamente mediante el deflector integrado en la parte posterior del techo y con el alerón trasero de regulación automática.

En concepto de coche biplaza se acentúa, entre otros, mediante rebajes de forma elíptica en el guarnecido del techo. La versatilidad y utilidad en el tráfico cotidiano, su capacidad de transporte de utensilios deportivos en los ratos de ocio y su espaciosidad para realizar viajes de a dos se manifiestan a través del portón del maletero que se abre hacia arriba en gran ángulo, del gran volumen del maletero y del sistema de transporte para cargas largas mediante una abertura entre el maletero y el habitáculo.

El MINI Coupé se ofrece con los motores de gasolina y diésel más potentes de la marca. El margen de potencia cubierto por estos motores empieza con los 90 kW/122 CV del MINI Cooper Coupé, pasa por los 105 kW/143 CV del MINI Cooper SD Coupé y los 135 kW/184 CV del MINI Cooper S Coupé, y llega hasta los 155 kW/211 CV del MINI John Cooper Works Coupé, el modelo más deportivo de la gama.

La extraordinaria calidad de la tecnología del chasis, inigualada en el segmento de los automóviles pequeños, explica la gran maniobrabilidad del nuevo MINI, una cualidad típica de la marca. La servodirección electromecánica de ejemplar precisión, el sistema de estabilización dinámica DSC incluido de serie, los eficientes frenos y diversas medidas específicas adoptadas con el fin de optimizar la rigidez torsional del coche, garantizan que el conductor del MINI Coupé disfrute al máximo de la sensación de estar al volante de un kart.

El llamativo techo del MINI Coupé tiene de serie un color que contrasta con el resto de la carrocería. Opcionalmente puede estar provisto de las franjas Sport Stripes de novedoso acabado. Para el interior se ofrece una gama ampliada de asientos, revestimientos para las puertas, listones embellecedores y propuestas de Colour Lines. El equipamiento de serie incluye, entre otros, climatizador (MINI Cooper S Coupé, MINI Cooper SD Coupé, MINI John Cooper Works Coupé), dirección asistida en función de la velocidad, espejos retrovisores exteriores de regulación eléctrica, Park Distance Control, asientos regulables en altura, sistema audio con unidad CD de compatible con MP3 y conexión AUX-In. Diversos equipos opcionales de alta calidad consiguen aumentar el nivel de confort y el carácter individual del MINI Coupé. Por ejemplo, se puede optar por equipos de carácter exclusivo de la gama MINI Yours. Además, es posible adquirir equipos opcionales deportivos y accesorios de John Cooper Works. En combinación con la radio MINI Visual Boost o con el sistema de navegación de MINI, MINI Connected incluye funciones como sintonización de emisoras de radio a través de la web, búsqueda local de Google, Google Send to Car, recepción de RSS Newsfeeds, así como utilización de Facebook y Twitter desde el coche.

Carácter individualista, diseño inconfundible, formas típicas de MINI.

El MINI Coupé tiene un carácter fascinantemente propio, que lo distingue en su segmento automovilístico, pero que también lo diferencia de los demás modelos de la gama MINI. Las formas de su carrocería constituyen una interpretación auténtica del diseño de MINI, aunque acentuando los genes deportivos del nuevo modelo. El diseño acentúa varios rasgos individuales que van más allá de los detalles específicos del modelo. A pesar de ello, se respeta la inconfundible identidad de la marca. La expresividad de las formas, que combinan superficies de tensa deportividad con otras de armoniosas curvaturas, y las líneas de trazado paralelo se atienen a los principios esenciales del diseño de la marca MINI. La imagen del MINI Coupé también está determinada por las ruedas que se encuentran en los cuatro extremos de la carrocería. A esta característica típica de MINI se suman otros rasgos propios de la marca, tales como el perfil hexagonal de la parrilla, las franjas negras que circundan la parte inferior de la carrocería, diversos listones y marcos cromados y los grandes faros redondos con luces intermitentes integradas de posición horizontal, igual a la de los pilotos posteriores que están integrados de modo aislado en los extremos laterales posteriores de la carrocería. Las luces de posición y, respectivamente, los faros antiniebla, montados por separado en el faldón delantero, así como los marcos de las luces intermitentes montadas en las chapas laterales delanteras son una reminiscencia del diseño de MINI que se remonta hasta el classic Mini de la década de los años cincuenta.

El diseño de la carrocería de tres volúmenes sí constituye una novedad fundamental, ya que es la primera vez que se realiza en un MINI. A diferencia de los modelos MINI, MINI Clubman y MINI Cabrio, en el MINI Coupé están claramente separados entre sí el vano motor, el habitáculo y el maletero. Esta división que se puede apreciar claramente especialmente desde un lado, amplía la variedad de formas geométricas, por lo que el MINI Coupé dispone de una parte posterior especialmente marcada, al estilo de un Gran Turismo clásico.

Las dimensiones exteriores le confieren al MINI Coupé proporciones acentuadamente deportivas. El coche parece estar agazapado, presto a lanzarse. El biplaza mide 3.734 milímetros de largo (MINI Cooper Coupé: 3.728 milímetros) y 1.683 milímetros de ancho. La altura es de 1.384 milímetros (MINI Cooper Coupé: 1 378 milímetros). La longitud, el ancho y la distancia entre ejes (2.467 milímetros) coinciden casi completamente con las dimensiones del modelo MINI, aunque la altura del coupé es de hasta 52 milímetros menor.



Forma individual del techo, aerodinámica optimizada mediante marcada inclinación de las columnas A, deflector posterior integrado en el techo y alerón posterior de accionamiento automático.

La clara división en tres partes horizontales, marcada por el cuerpo de la carrocería, la superficie acristalada circundante y el llamativo techo, son una expresión estética típica de MINI. El estrechamiento de la superficie acristalada en la parte posterior del MINI Coupé, así como las ventanas laterales posteriores de menor altura y, especialmente, la novedosa forma del techo que se asemeja a un cascos, consiguen que el nuevo coupé tenga una apariencia inconfundible desde cualquier perspectiva.

El alerón posterior de activación automática es un estreno en la marca MINI. Este deflector optimiza el guiado de aire a altas velocidades. Cuando el MINI Coupé supera los 80 km/h, sale automáticamente el alerón posterior que están integrado en la tapa del maletero. Si disminuye la velocidad a menos de 60 km/h, el alerón activado mediante un mecanismo de cuatro articulaciones vuelve a recuperar su posición inicial. Con una tecla que se encuentra en el panel de mando montado en el techo, es posible activar manualmente el alerón. Esto puede ser útil cuando, por ejemplo, se lava el coche.

El alerón automático posterior consigue aplicar una mayor fuerza aerodinámica sobre el eje posterior a altas velocidades. De este modo se optimiza el equilibrio aerodinámico del MINI Coupé y, por lo tanto, mejora el contacto entre los neumáticos y la calzada. El alerón es parte de un conjunto de medidas aerodinámicas que también incluye un deflector trasero superior de innovadora forma que lleva integrada la antena. Este deflector está completamente integrado en la forma del techo que se asemeja a un casco y, además, está abierto únicamente en su parte central. Dependiendo de la velocidad del coche, el aire que fluye por encima del techo se guía hacia la luneta o hacia el alerón posterior, creándose así una carga adicional sobre el eje posterior y optimizándose adicionalmente las cualidades dinámicas del MINI Coupé.

Las columnas A del nuevo coupé marcan otra característica específica del MINI Coupé, ya que están mucho más inclinadas que las del modelo MINI. De esta manera, la carrocería ofrece una menor resistencia al flujo de aire, por lo que constituye un factor adicional que favorece las cualidades aerodinámicas del MINI Coupé. En el deportivo MINI John Cooper Works Coupé se logró optimizar en más detalles el guiado del flujo de aire. En concordancia con sus prestaciones especialmente dinámicas, el modelo más potente de la gama está equipado de serie con el kit aerodinámico de John Cooper Works.

El habitáculo: clara acentuación del carácter biplaza del modelo; amplios espacios para el transporte de objetos diversos.

El carácter purista del compacto y deportivo MINI Coupé también se pone de manifiesto en la configuración y en el diseño del habitáculo. Tal como es usual en los modelos de la marca, también el MINI Coupé cuenta con un instrumento central de grandes dimensiones y con un cuentarrevoluciones posicionado justo detrás del volante. Los asientos deportivos de serie ofrecen una excelente sujeción lateral, por lo que facilitan la conducción deportiva en carreteras sinuosas. La combinación de colores también fue concebida para no distraer al conductor y para que se concentre en el tráfico. Independientemente de la variante de tapicería, de los listones embellecedores y de los acabados Colour Line que escoja el cliente, el color que impera en el habitáculo del MINI Coupé siempre es Carbon Black. El equipamiento de serie también incluye el guarnecido del techo de color antracita.

Con el fin de ofrecer más espacio a la altura de las cabezas, el guarnecido del techo tiene rebajes de forma elíptica. Este elemento de diseño logra acentuar el carácter de coche biplaza y, además, realza adicionalmente el carácter deportivo de la forma de la carrocería del MINI Coupé.

Renunciando a los asientos posteriores, se obtienen nuevas posibilidades para combinar el placer de conducir de a dos con un estilo de vida variado y activo. El maletero tiene un volumen de 280 litros y permite una utilización variable, confiriéndole al MINI Coupé un mayor grado de versatilidad. El portón de gran tamaño se abre en un gran ángulo. La abertura de 36 centímetros de ancho y de 20 centímetros de altura entre el maletero y el habitáculo tiene una tapa que también puede abrirse cómodamente desde cualquiera de los dos asientos, por lo que la capacidad de carga del nuevo coupé es apropiada para transportar objetos diversos de uso cotidiano, pero también en los ratos de ocio y al realzar viajes largos de a dos. El carácter funcional del coche se acrecienta mediante amplios vanos en los revestimientos de las puertas, tres portavasos y un vano portaobjetos transversal detrás de los asientos. La abertura con tapa que se encuentra entre los asientos permite introducir en el habitáculo objetos de mayor tamaño o equipos deportivos desde el maletero. La parte posterior del vano portaobjetos de forma tridimensional se eleva junto con el portón cuando éste se abre. En caso necesario, es posible desmontar completamente este vano portaobjetos posterior.

Exclusiva selección de colores y materiales.

La gama de colores de la carrocería del MINI Coupé incluye nueve variantes. En las versiones de serie, el techo siempre tiene un color que contrasta con el color del resto de la carrocería. El techo puede ser de color Jet Black o Pure Silver. En el caso del MINI John Coopers Works Coupé, también puede ser de color rojo Chili. De esta manera, la forma del techo resulta más llamativa. La carrocería de color Midnight Black también puede combinarse con un techo de color Jet Black. Asimismo, también es posible optar por un diseño con franjas deportivas Sport Stripes de ejecución específica según modelo. Estas franjas sobre el techo tienen el color de la carrocería, mientras que las franjas que se encuentran en la parte frontal y posterior del coche tienen un color de contraste. El MINI Coupé lleva de serie llantas de aleación ligera que, según modelo, son de 15, 16 ó 18 pulgadas. Adicionalmente se ofrecen como opción llantas de aleación ligera de otros diseños en esos formatos.

La gran variedad de asientos y tapicerías típica de MINI se amplía mediante ejecuciones específicas de asientos deportivos de diseño Pipe y de color Toffy, según modelo. Además, los asientos deportivos de color negro pueden estar tapizados con piel Punch con perforaciones de color beige. También se ofrecen seis variantes de listones embellecedores y para el MINI John Cooper Works Coupé puede adquirirse adicionalmente la versión rojo Chili. El cliente también puede elegir entre cinco acabados Colour Line, entre los que la variante beige Polar puede combinarse con revestimientos de las puertas de color beige. La gama MINI Yours incluye variantes adicionales y especialmente exclusivas para la configuración del habitáculo.

Motores de cuatro cilindros de gasolina y diésel de última generación.

El MINI Coupé saca a relucir más que nunca los genes deportivos de la marca. La selección de motores previstos para el MINI Coupé confirma el carácter deportivo del coche. Estos motores logran establecer listones de referencia en diversos aspectos. La espontánea entrega de la potencia y la óptima relación de los cambios redundan en una capacidad de aceleración y recuperación extraordinaria. Numerosas soluciones conseguidas a través de la tecnología MINIMALISM logran aumentar la autonomía del coche.

El MINI Coupé se ofrece con cuatro propulsores. Las correspondientes variantes del modelo llevan, sin excepción, el nombre Cooper. Este tradicional nombre indica que se trata de automóviles de carácter especialmente deportivo y, a la vez, demuestra la estrecha relación existente entre la marca y el legendario constructor de bólidos de Fórmula 1 John Cooper, que en su época marcó el inicio de los éxitos deportivos del classic Mini. Los modelos MINI Cooper Coupé, MINI Cooper S Coupé, MINI John Cooper Works Coupé y MINI Cooper SD Coupé ofrecen, cada uno en su respectiva categoría, una óptima e insuperada relación entre consumo y placer de conducir.

MINI Cooper Coupé: mucho temperamento, poco CO2.

El nuevo modelo de la gama MINI entusiasma por su temperamento a partir de la variante básica del nuevo coupé. El motor de gasolina de cuatro cilindros de 1.600 cc del MINI Cooper Coupé tiene una potencia máxima de 90 kW/122 CV, disponibles a 6.000 rpm. El par máximo de 160 Nm se entrega a 4.250 vueltas. El sistema de regulación plenamente variable de las válvulas, especialidad única en el segmento del MINI, redunda en reacciones inmediatas a cualquier movimiento del acelerador. Esta tecnología de control de la carga sin estrangulación se basa en el sistema VALVETRONIC, utilizado en los motores de BMW. Con él se logra optimizar la capacidad de respuesta del motor y, además, se reducen el consumo y las emisiones.

El MINI Cooper Coupé es capaz de transformar esa espontánea entrega de la potencia en una capacidad de aceleración impresionante. Concretamente, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 9,0 segundos. Su velocidad punta es de 204 km/h. Según ciclo de pruebas UE, su consumo promedio es de apenas 5,4 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de emisiones de CO2 es de 127 gramos por kilómetro.

MINI Cooper S Coupé: máxima eficiencia, conducción entusiasmante.

El MINI Cooper S Coupé también lleva un motor de 1.600 cc con sistema de regulación variable de las válvulas, incluido en el kit tecnológico que, además, incluye el turbo Twin-Scroll y la inyección directa de gasolina. El colector de escape y el compresor turbo atienden cada uno a dos cilindros con el fin de conseguir una inmediata generación de la presión de carga. Gracias a la inyección directa, la dosificación del combustible es especialmente precisa. Esta combinación desemboca en una potencia máxima de 135 kW/184 CV a 5.500 vueltas, por lo que el motor de cuatro cilindros del MINI Cooper S Coupé es el propulsor más eficiente del mundo, considerando su cilindrada.

A apenas 1.600 rpm se dispone del par motor máximo de 240 Nm. Con el overboost, ese par aumenta durante unos instantes a 260 Nm. De esta manera, el coche tiene una mayor capacidad de aceleración y recuperación, lo que permite ejecutar maniobras de aceleración especialmente dinámicas. El MINI Cooper S Coupé es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en apenas 6,9 segundos, y su velocidad punta es de 230 km/h. Estas prestaciones se combinan con un consumo promedio de 5,8 litros a los 100 kilómetros y un valor de CO2 de 136 gramos por kilómetro.

MINI John Cooper Works Coupé: deportividad extrema en plena forma.

Los modelos de la marca John Cooper Works, integrada en MINI, ocupan un lugar privilegiado dentro de la gama de MINI y brillan por su carácter extraordinariamente deportivo. Se distinguen, entre otros factores, por contar con sistemas de propulsión de tecnología proveniente directamente del mundo de la competición automovilística. El MINI John Cooper Works Coupé es el siguiente modelo atlético que se suma a la gama. Su propulsor de cuatro cilindros de 155 kW/211 CV con turbo Twin-Scroll e inyección directa de gasolina le confiere una fuerza fascinante, consiguiendo que este coupé se transforme en una nueva referencia en cuanto al placer de conducir, que es una de las cualidades más resaltantes de la marca.

Numerosos detalles técnicos del motor de 1.600 cc provienen directamente de los propulsores desarrollados para la competición automovilística. El sistema turbo modificado logra aumentar el nivel de carga ya muy eficiente del motor del MINI Cooper S Coupé. El sistema de escape especial tiene un doble tubo terminal de acero inoxidable pulido que salta a la vista. Su agradable sonoridad, perceptible especialmente en el habitáculo, permite escuchar el carácter extremadamente deportivo del coche.

Este motor entrega su potencia máxima a 6.000 rpm. Su par máximo es de 260 Nm, que con la función overboost puede llegar a ser pasajeramente de 280 Nm. El MINI John Cooper Works Coupé apenas necesita 6,4 segundos para acelerar de 0 a 100 km/h, y su velocidad punta es de 240 km/h. Según ciclo de pruebas UE, el consumo promedio es muy bajo considerando la potencia y las prestaciones del coche. Concretamente, el consumo promedio es de apenas 7,1 litros a los 100 kilómetros, mientras que su valor de emisiones de CO2 es de 165 gramos por kilómetro.

MINI Cooper SD Coupé: imponente capacidad de recuperación y gran eficiencia.

Además de los tres motores de gasolina, el MINI Coupé también puede estar equipado con un motor diésel. Este modelo también destaca por su deportiva entrega de potencia, por lo que armoniza a la perfección con las cualidades de los motores de gasolina. En el apartado de la eficiencia, incluso logra ocupar el primer lugar en la parrilla. El motor diésel de cuatro cilindros del MINI Cooper SD tiene un cárter de aluminio, un sistema de turbocompresión con geometría variable de la turbina e inyección directa de conducto común de última generación. El propulsor de 2.000 cc tiene una potencia máxima de 105 kW/143 CV a 4.000 rpm.

Su par motor máximo es de 305 Nm, disponible entre 1.750 rpm y 2.700 rpm. Para acelerar de 0 a 100 km/h el MINI Cooper SD Coupé necesita 7,9 segundos, y la velocidad punta es de 216 km/h. El consumo promedio según ciclo de prueba UE de tan sólo 4,3 litros a los 100 kilómetros confirma la extraordinaria eficiencia de este propulsor. El valor de CO2 del MINI Cooper SD Coupé es de 114 gramos por kilómetro.

Mucha potencia, bajo consumo: tecnología MINIMALISM de serie.

Todas las variantes del MINI Coupé incluyen de serie numerosas soluciones de la tecnología MINIMALISM. Además del excelente grado de eficiencia del motor, se incluyen el sistema de recuperación de la energía de frenado, la función Auto Start-Stop, un indicador del momento óptimo para cambiar de marchas, servodirección electromecánica y activación de los grupos secundarios únicamente cuando es necesario. Este conjunto de medidas redunda en un aprovechamiento óptimo de la energía contenida en el combustible y en un valor de CO2 ejemplarmente bajo. Además, el novedoso encapsulamiento térmico del conjunto propulsor consigue reducir el tiempo de calentamiento tras poner en marcha el motor frío. Esa fase es desfavorable en términos de consumo.

La caja de cambios manual de seis marchas de serie tiene una palanca de recorridos muy cortos y precisos, logrando establecer un nuevo listón de referencia en el segmento correspondiente a los modelos MINI. En lugar de la caja de cambios manual de seis marchas de serie, es posible optar por una caja automática de seis marchas para los modelos MINI Cooper Coupé, MINI Cooper S Coupé y MINI Cooper SD Coupé. También la caja de cambios automática subraya el carácter deportivo del MINI Coupé, gracias al rápido cambio de marchas y a la precisión de la selección al bajar de marchas. La caja automática puede combinarse opcionalmente con un sistema de levas al volante para cambiar de marchas manualmente.

La máxima sensación de estar a los mandos de un kart.

El chasis del MINI Coupé es capaz de transformar la potencia de sus motores en una agilidad entusiasmante. Esta cualidad y la tracción delantera típica de los coches de la marca, consiguen que a los mandos de un MINI Coupé la sensación de estar al volante de un kart sea más intensa que en los demás modelos de la marca. El alto nivel de la tecnología del chasis del MINI, sin parangón en el segmento, se explica por la utilización de componentes de gran calidad y la aplicación de soluciones que se basan en los amplios conocimientos que se tienen en esta materia en el BMW Group. Esta tecnología fue concebida específicamente y de manera exclusiva para el MINI.

El eje delantero cuenta con patas telescópicas McPherson, que consiguen un excelente guiado de las ruedas. El eje posterior multibrazo tiene una sofisticada cinemática, garantizando un óptimo contacto con la calzada en cualquier situación. Gracias a los brazos longitudinales de aluminio, los componentes del eje pesan muy poco. Las barras estabilizadoras minimizan la inclinación lateral de la carrocería, contribuyendo así adicionalmente al comportamiento ágil y seguro del vehículo. El reglaje del chasis acentúa la fascinante maniobrabilidad del nuevo modelo en todas sus variantes. Opcionalmente se puede optar por un chasis deportivo, con suspensión de línea característica más dura y con barras estabilizadoras de mayor diámetro. Si el cliente lo prefiere, puede optar por un chasis de carácter extremadamente deportivo, recurriendo a la versión de competición de John Cooper Works. Con esta versión, el coche es 10 milímetros más bajo, sus amortiguadores son especialmente duros y las barras estabilizadoras tienen un diámetro mayor que aquellas previstas para el chasis deportivo normal.

Gracias a la dirección asistida electromecánica EPS (Electric Power Steering), el MINI Coupé reacciona de manera extraordinariamente precisa en cualquier situación. El grado de asistencia de la dirección depende de la velocidad. El motor eléctrico incluido en el sistema contribuye a mejorar la eficiencia del coche.

El sistema de dirección electromecánica del MINI Coupé también admite la programación de diversos reglajes. Basta pulsar el Sport Button que se encuentra de serie en la consola central del MINI John Cooper Works Coupé, para que se active una segunda modalidad de funcionamiento que se suma al reglaje básico y que redunda en momentos mayores al aplicar fuerza en el volante y que, por lo tanto, permite una conducción más precisa. Pulsando el Sport Button también se activa una línea característica del acelerador más propia para la conducción deportiva. Si el coche está equipado con la caja automática de seis marchas, adicionalmente los tiempos necesarios para cambiar de marchas son más cortos.

Sistema de estabilización DSC de serie, óptima capacidad de tracción con DTC y EDLC.

El sistema de frenos específicamente adaptado a las cualidades del MINI Coupé garantiza una óptima capacidad de deceleración, también al frenar con fuerza a alta velocidad. La eficiencia de su funcionamiento se respalda con el sistema de estabilización DSC (Dynamic Stability Control) de serie. En situaciones dinámicas extremas, el sistema activa los frenos de las ruedas que correspondan y, si es necesario, reducen el par motor. La intervención anticipada del sistema evita que el coche tienda a subvirar o sobrevirar sobre calzadas resbaladizas. El DSC incluye, entre otros sistemas, el antibloqueo ABS, el distribuidor electrónico de la fuerza de frenado EBD (Electronic Brakeforce Distribution), la regulación de frenado en curvas CBC (Cornering Brake Control), el asistente de frenado y el sistema de ayuda al arrancar cuesta arriba.

El sistema de regulación de la estabilidad del coche se incluye de serie en el caso del MINI John Cooper Works Coupé y puede ampliarse en todos los demás modelos mediante la función de control dinámico de la tracción DTC, así como con la función de bloqueo electrónico del diferencial del eje de tracción EDLC (Electronic Differential Lock Control). La función DTC, que se activa pulsando una tecla, eleva los umbrales de intervención del sistema de regulación de la estabilidad, con lo que resulta más sencillo poner en marcha el coche sobre calzadas sueltas, arena o nieve, dejando patinar ligeramente las ruedas motrices. Además, así se permite que las ruedas motrices resbalen de manera controlada cuando se opta por una conducción de carácter deportivo, trazando las curvas a mayor velocidad. Pulsando varios segundos la tecla del DSC puede desactivarse completamente este sistema. En modalidad de DSC OFF, interviene el sistema EDLC si así lo exigen las circunstancias. El sistema EDLC contribuye a un estilo de conducción francamente deportivo al salir acelerando de curvas muy cerradas. Aprovechando este sistema para trazar curvas cerradas, el sistema activa el freno de la rueda que patina, con el fin de aumentar la capacidad de impulsión del coche, sin por ello incidir negativamente en el comportamiento del MINI. De esta manera, las curvas se trazan más armoniosamente y, al mismo tiempo, a mayor velocidad.

Carrocería muy rígida, repartición ideal del peso.

La carrocería del MINI Coupé cuenta con diversas partes reforzadas en la parte posterior. Por esta razón, la rigidez torsional total es aún mayor que en el caso del MINI. Estas medidas se suman a las taloneras especialmente sólidas en los umbrales de las puertas, optimizándose la protección de los ocupantes mediante una jaula especialmente resistente del habitáculo. La gran rigidez de la carrocería también acentúa la agilidad del MINI Coupé, de comportamiento siempre controlable y preciso.

Diversas medidas innovadoras adicionales mejoran la protección de los peatones. Además, diversas partes específicamente reforzadas de la carrocería en la parte delantera del coche redundan en un traslado del peso que es especialmente favorable desde el punto de vista dinámico. El peso sobre el eje delantero es ligeramente superior al del modelo MINI, por lo que las ruedas delanteras tienen una mayor capacidad de tracción. De este modo se aprovecha mejor la potencia del motor al acelerar con vehemencia.

El equipamiento de serie incluye airbags frontales y airbags laterales para proteger la zona torácica y la cabeza, montados en los flacos exteriores de los respaldos de los asientos. En caso de un impacto lateral, estos airbags protegen la cabeza, el tórax y las caderas de los ocupantes de los asientos. Además, los dos asientos tienen cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje, con limitadores de tensión y tensores. El MINI Coupé también tiene de serie un indicador de pérdida de presión de los neumáticos.

Equipamiento de serie muy completo, equipos opcionales de alta calidad.

El MINI Coupé tiene un equipamiento de serie muy completo, que realza su cualidad de automóvil selecto y que permite disfrutar más de la conducción.

Este equipamiento incluye, entre otros, climatizador (MINI Cooper S Coupé, MINI Cooper SD Coupé, MINI John Cooper Works Coupé), dirección asistida de funcionamiento en función de la velocidad y el sistema de asistencia al aparcar Park Distance Control con sensores en la parte posterior del coche. De serie también se incluyen asientos deportivos con regulación de altura, espejos retrovisores exteriores regulables eléctricamente, sistema audio Radio MINI CD (MINI John Cooper Works Coupé: Radio MINI Boost CD) con unidad CD compatible con MP3 y conexión AUX-In.

El cliente puede aumentar el confort y el carácter individual de su MINI Coupé adquiriendo diversos equipos opcionales de alta calidad, algunos de ellos únicos en el segmento de los coches pequeños. La gama de equipos opcionales incluye, por ejemplo, faros antiniebla, sensor de lluvia con función de activación automática de las luces de cruce que en combinación con los faros xenón opcionales también incluye la orientación automática del haz de luz en función del giro del volante y de la velocidad del coche. Con este sistema de orientación del haz de luz, se logra optimizar la iluminación de la calzada al trazar curvas. Además, los faros xenón pueden combinarse con carcasas de faros de color negro. Entre los demás equipos opcionales cabe destacar la función de acceso de confort, el ordenador de a bordo, el climatizador, la calefacción de los asientos, el volante de funciones múltiples, los espejos retrovisores exteriores e interior con función automática de antideslumbramiento, el apoyabrazos, el kit de vanos portaobjetos y el conjunto de piezas de anclaje para el montaje de un portaequipajes exterior en la parte posterior del coche. Adicionalmente se puede optar por equipos de carácter exclusivo de la gama MINI Yours. Además, es posible adquirir equipos opcionales y accesorios especialmente deportivos de John Cooper Works.

Con el sistema de altavoces de alta fidelidad Harman Kardon y el puerto USB para sistemas audio es posible aumentar adicionalmente la calidad y funcionalidad de los sistemas de entretenimiento y comunicación. El equipo de radio MINI Visual Boost y el sistema de navegación de MINI están equipados con una pantalla de color de alta resolución de 6,5 pulgadas, montada en el tablero de instrumentos central, e incluyen un sistema de manos libres vía Bluetooth y un puerto USB de audio. Con él se dispone de funciones ampliadas gracias a la posibilidad de conectar equipos externos. Entre ellas, la función audio-streaming a través de Bluetooth, la representación de las imágenes de las tapas de CD musicales en la pantalla de a bordo, además de innovadoras funciones de ofimática. Los mapas y planos del sistema de navegación MINI están memorizados en una memoria flash incorporada en el coche. Los datos de esta memoria pueden actualizarse a través del puerto USB.

Funciones únicas de entretenimiento y comunicación de MINI Connected.

En combinación con la radio MINI Visual Boost o con el sistema de navegación de MINI, es posible aprovechar diversos servicios ofrecidos en Internet a través de MINI Connected. Recurriendo a una aplicación especial del software de MINI Connected pueden utilizarse diversas aplicaciones específicas de MINI, para activarlas mediante el joystick o las teclas que se encuentran en el volante, y apreciarlas en la pantalla de a bordo. Gracias a la lógica que MINI aplica en la forma de presentar las informaciones y en el modo de controlar las funciones, MINI Connected permite seleccionar todas las funciones de modo seguro e intuitivo, sin tener que desviar la vista del tráfico. Con la aplicación MINI Connected, los usuarios de un iPhone de Apple pueden acceder a innovadoras funciones correspondientes a entretenimiento y redes sociales, con el fin de acrecentar el placer de conducir.

Numerosas funciones que se pueden aprovechar en el MINI son únicas en el segmento de automóviles pequeños. Entre ellas, por ejemplo, la posibilidad de utilizar las funciones de Google para la búsqueda local, Google Send to Car y, además, la recepción de noticias seleccionables a través de RSS Newsfeeds. Los contenidos correspondientes se muestran en la pantalla de a bordo y, opcionalmente, el sistema puede leerlos en voz alta. Adicionalmente es posible utilizar desde el MINI diversas redes sociales en la web desde el coche. Los clientes de MINI Connected pueden recibir notificaciones de Facebook y de Twitter en el coche, verlas en la pantalla de a bordo y, además, pueden activar la función opcional de voz de lectura de MINI Connected para informarse sobre su contenido. Además es posible enviar directamente desde el coche mensajes de texto previamente definidos, agregando datos actualizados del coche, así como informaciones sobre el destino de viaje o la temperatura exterior. La función Dynamic Music permite disfrutar de una manera muy especial al volante del MINI, ya que el ritmo y la sonoridad de las piezas musicales especialmente preparadas con ese fin, se adaptan al estilo de conducción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *