Ford Argentina anuncio la venta del nuevo Fiesta para noviembre de este año

A partir del 14 de noviembre estará a la venta en la Argentina el nuevo Ford Fiesta Kinetic Design, el primer automóvil desarrollado y construido por la marca del óvalo en una plataforma global, la última tendencia en materia productiva de la industria automotriz mundial.

El vehículo, cinco puertas, costará entre 75 mil y 80 mil pesos, según estimaciones no oficiales. Lleva un motor 1.6 litros de origen brasileño y está montado en México.

Con esta importación, Ford Argentina aprovechará parte del amplio superávit que tiene en el intercambio comercial con la nación azteca, adonde envía el Focus y las camionetas Ranger ensamblados en su planta de Pacheco, Buenos Aires, a razón de 429 unidades diarias. Con esa misma fábrica proyecta, desde de 2012, participar en el desarrollo del segundo vehículo de plataforma global, para lo cual está realizando una inversión trianual de mil millones de pesos.

El nuevo Fiesta fue presentado ante unos 160 periodistas de Argentina y Brasil en esta ciudad del estado de Michigan, donde se encuentra el cuartel general de Ford Motor Company, por el CEO mundial de la compañía, Allan Mulally, y por el presidente para Brasil y el Mercosur, Marcos de Oliveira.
Los ejecutivos señalaron que el modelo es una significativa punta de lanza para competir fuerte en el principal mercado que existe: el de los automóviles medianos (la llamada clase B por la industria), donde para 2012 se proyecta una venta de 38 millones de unidades entre todas las marcas, nivel 70 por ciento mayor al de 2002.

Dentro de ese grupo, el Fiesta intentará ubicarse en el lote de mayor nivel de la demanda, con prestaciones que son prácticamente conocidas sólo en los vehículos de alta gama en materia de seguridad, insonorización y conectividad tecnológica. No habrá una versión diesel.
Aunque no hubo estimaciones sobre cuáles son las ventas esperadas en la Argentina, este nuevo desarrollo es clave dentro del plan de recuperación de Ford tras la crisis que sacudió a los tres grandes de Detroit hace un par de años y que llevó a General Motors a una suerte de quiebra controlada y a la incertidumbre total hasta el día de hoy a Chrysler.
En 2006 Ford anunció la implementación de plataformas globales para fabricar autos, es decir, desarrollos de ingeniería centralizados para armar el mismo coche en distintas plantas.
“Este es el fin de los autos regionales y permitirá que la gente acceda a los nuevos modelos mucho más rápido”, explicó De Oliveira.

En Argentina, sobre un mercado total de 605 mil unidades proyectado para fin de año, 75 por ciento del consumo se ubica en rodados clase B.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *