Ford Iosis Max en el Salón de Ginebra

Otra novedad en Suiza representa la última presentación de Ford, con el Iosis Max, un monovolumen conceptual que debería estar avanzándonos los rasgos de la segunda generación del Focus C-Max, y tal vez parte del futuro Focus a secas.

Exteriormente puede pecar de un cierto continuismo si lo ponemos frente al último Ford Fiesta (con el que guarda notables parecidos), aunque su techo de fantasía con alerón integrado es todo un alarde de originalidad. Otro tanto podemos decir de los asientos y las puertas, que totalmente abiertas le dan una apariencia casi de Transformer.

Con el diseño cubierto, tanto como en el exterior deberíamos fijarnos en lo que guarda bajo el capó: la primera implementación europea de la tecnología Ecoboost. Impulsando al Iosis Max se encuentra un bloque de turboalimentado de 1,6 litros, que consigue una potencia de 178 CV. El cambio de marchas asociado es de doble embrague, y supuestamente ha sido calibrado con el ahorro de combustible en mente, arrojando unos consumos inferiores en un 20% al de otros motores comparables en cilindrada y unas emisiones de CO2 de 125g/km.

Es posible que esta mecánica encuentre hueco en el vano de la próxima generación del Ford Focus, que por cierto (y a diferencia de lo que sucede hasta ahora) será comercializada en Europa y América sin grandes cambios estéticos ni mecánicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *