El nuevo Alfa Romeo Giulia llegó para quedarse

Esta berlina deportiva de carácter premium representa el regreso triunfal de Alfa Romeo al segmento de las berlinas deportivas, con una máquina pasional que grita “Cuore Sportivo”. Basado en una nueva plataforma de tracción trasera, esta máquina luchará con lo mejor de Europa. Y quiere marcar la diferencia, tanto en diseño como en emoción al volante. No quiere ser un coche más, quiere marcar un punto y aparte en su segmento. Este es el Alfa Romeo Giulia, y viene con ganas de comerse el mundo.

alfa-romeo-giulia-2015-portada_1440x655c

Un coche para emocionar

Contemplemos las líneas del nuevo Alfa Romeo Giulia. El primer coche que se me vino a la mente ha sido el Alfa Romeo 8C Competizione, quizá por una elegante y alargada delantera. Pero realmente lo que se me ha venido a la cabeza es una amalgama de códigos de estilo de Alfa Romeo, Ferrari y Maserati, aglutinados en un mismo coche.

giulia-motor-ferrari-3

En su frontal el biscione de Alfa es el protagonista absoluto del coche, con un tamaño realmente XXL. El frontal está cuajado de entradas de aire, que son funcionales en su totalidad. De hecho, el splitter frontal tiene una aerodinámica activa con la que puede incrementar la carga aerodinámica del coche. El capó se curva en formas orgánicas, con salidas de ventilación gemelas, igualmente situadas en las aletas delanteras, bajo el Quadrifolgio Verde de Alfa Romeo. Es innegablemente italiano, innegablemente pasional.

Sus ópticas se alejan de las tradicionales formas redondeadas de Alfa, buscando una imagen más felina. Con la batalla más larga del segmento y un larguísimo capó en verdad parece un felino a punto de atacar. El perfil lateral tiene vitalidad, con un quiebro en el pilar C más digno de un BMW que de un Alfa Romeo. Una zaga compacta remata esta obra de arte, con cuatro colas de escape enmarcadas en un difusor muy funcional. Un pequeño spoiler partido de fibra de carbono y unos faros muy Maserati ponen la guinda al pastel.

No es una descripción imparcial, pero realmente creo que es un coche muy bonito, que destila potencia por todos sus poros y es indudablemente Alfa.

alfa-romeo-giulia-2015-2

Un interior minimalista y refinado para el Alfa Romeo Giulia

El interior del Alfa Romeo Giulia es minimalista, enfocado en la conducción. El enfoque minimalista es importante, ya que por ejemplo, se ha integrado en sólo dos ruletas todo el control de los sistemas del coche y los modos de conducción. El DNA de Alfa sigue estando presente y tiene forma de ruleta en estos momentos. Sus modos son Dynamic, Natural, Advanced Efficient y Racing para esta versión deportiva. El botón de arranque se sitúa en un volante de pequeño tamaño, deportivo, que mira a una instrumentación profunda
Un Ferrari con cuatro puertas y perfecta distribución de pesos

El Alfa Romeo Giulia quiere ser el coche más dinámico de su segmento. Una máquina hecha para divertirse al volante, para emocionar. La técnica acompaña, con un dato muy relevante: su reparto de pesos es perfecto, con el 50% del peso repartido sobre cada uno de los dos ejes. Un centro de gravedad bajo y la batalla más larga de su segmento suponen una excelente base sobre la que trabajar la dinámica. Gracias al uso de aceros de alta resistencia, el Giulia tiene el chasis más rígido de su segmento.

Es el pionero en estrenar una tecnología llamada Integrated Brake System, que combina la potencia del servofreno con el control de estabilidad para lograr una potencia de frenado sin igual. También dispone de un sistema Torque Vectoring que con dos embragues reparte la potencia entre las dos ruedas traseras en tiempo real, un diferencial electrónico, en resumidas cuentas. El esquema de suspensiones independiente está optimizado para el mejor paso por curva y en el eje delantero, separa dirección en un doble eje para un mejor feedback del conductor.

Potencia Ferrari para el Quadrifoglio Verde más pasional

El alma del Alfa Romeo Giulia en su versión Quadrifoglio Verde es un motor V6 de origen Ferrari. Un propulsor que con un sistema biturbo desarrolla la tremenda potencia de 510 CV. Este propulsor le permite una aceleración de 0 a 100 km/h de sólo 3,9 segundos, y una velocidad máxima desconocida, pero posiblemente superior a los 300 km/h. Un peso de 1.525 kg y una relación peso-potencia de sólo 2,99 kg/CV permiten estas prestaciones, muy superiores a las de sus rivales y dignas de un superdeportivo de altos vuelos.

alfa-romeo-giulia-2015-3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *