BMW Serie 7, Transatlántico Insignia

El BMW Serie 7 es una berlina de cuatro puertas que está a la venta con dos tipos de carrocería, una corta (5,07 m) y otra larga (5,21 m). Tendrá novedades en la gama de motores y será posible adquirirlo con un «Paquete Deportivo M», similar al que se puede montar en otros modelos BMW como el Serie 1 o el Serie 3.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

El Serie 7 estará disponible con tres motores nafteros y dos Diesel. Los primeros se corresponden con las versiones 740i (326 CV), 750i (408 CV) y 760i (544 CV), mientras que los segundos son el 730d (245 CV) y el 740d (306 CV). Posteriormente, está prevista la aparición de una versión híbrida, con un motor V8 naftero y otro eléctrico.

Todos los motores pueden ir asociados tanto a la carrocería corta como a la carrocería larga.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Las versiones 760i (carrocería corta) y 760 Li (carrocería larga) estrenan una caja de cambios automática de ocho velocidades y tienen un aspecto exterior ligeramente distinto al resto: la parrilla es diferente y tienen dos salidas de escape dobles y unas llantas de 19″ específicas. Además, llevan algunos elementos exclusivos de equipamiento.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

En principio, el Serie 7 sólo está disponible en las versiones 740i, 750i y 730d, desde 78.400 €. Es una alternativa a modelos como el Audi A8, el Mercedes-Benz Clase S o el Volkswagen Phaeton, entre otros.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Además de las dos nuevas versiones (740d y 760i), llegará una versión de menor consumo del 730d, con un sistema «BluePerformance» que reduce las emisiones contaminantes y que ya está disponible en el 330d. El 730d BluePerformance consume 6,8 litros cada 100 km. Emite 178gr/km de CO2 y cumple la normativa anticontaminación Euro 6 que entrará en vigor en 2014.

También habrá una variante de tracción total «xDrive», que únicamente estará disponible con el motor naftero de 408 CV (750i). Será la primera versión de tracción a las cuatro ruedas de cualquiera de las generaciones del Serie 7.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

También se podrá adquirir con el «Paquete Deportivo M», que supone ligeros cambios de aspecto en el exterior y en el interior. Podrá ir asociado a cualquiera de los motores y a ambos tipos de carrocería. Así, son diferentes tanto los paragolpes como las llantas de aleación, de 19 ó 20 pulgadas con neumáticos de diferente medida en cada el eje.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

La carrocería puede ir pintada en siete colores, uno de ellos, denominado «Negro Carbón», exclusivo. En el interior, la tapicería de cuero de los asientos y del volante es específica, el reposapiés y la moldura decorativa del umbral de las puertas delanteras llevan el logotipo «M» y el tapizado del techo y de la parte interna de las puertas es de color «Antracita».

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Motores

Los tres motores nafteros tienen un sistema de dos turbocompresores dispuestos en paralelo e inyección directa. El del 760i es un V12 con 544 CV, el 750i es un V8 de 408 CV y el del 740i es un seis cilindros en línea de 326 CV.

Los dos motores Diesel (730d y 740d) son de seis cilindros en línea e inyección directa por conducto común. Ambos tienen sobrealimentación. El de la versión 730d (245 CV) también está presente en la gama de otros modelos BMW, como el Serie 3 y el Serie 5 GT, además del Serie 5 (da 10 CV menos).

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Todos los Serie 7 gastan menos combustible que los modelos anteriores y, además, tienen más potencia. Los mejores por consumo son el 740i y el 740d: no hay ningún otro coche de sus características con un consumo más bajo.

Todos los motores cumplen la normativa de emisiones Euro 5 y van acoplados a una caja de cambios automática de convertidor de par y seis relaciones, salvo los 760i y 760Li que llevan una transmisión automática de ocho relaciones. La palanca de cambios está situada entre los dos pasajeros (no en la columna de la dirección, como en el anterior Serie 7) y es un selector electrónico, que muestra la marcha engranada.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Elementos de equipamiento
Todas las versiones de batalla normal tienen suspensión con muelles helicoidales, mientras que las de batalla larga (740Li, 750Li, 760Li, 730Ld y 740Ld) llevan muelles neumáticos con una función que regula automáticamente la altura en el eje trasero.

Los amortiguadores tienen un sistema de regulación automática de la dureza «Variable Damper Control». Como el anterior Serie 7, también puede tener el sistema de barras estabilizadoras activas «Dynamic Drive» para reducir el balanceo.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

El Serie 7 estrena un sistema de dirección a las ruedas traseras «Dirección Activa Integral», opcional para todas las versiones. Este dispositivo cuenta con la dirección de desmultiplicación variable en las ruedas delanteras. La asistencia de la dirección es hidráulica.

El dispositivo «Dynamic Driving Control» permite variar la respuesta de la amortiguación, del acelerador, de la caja de cambios y de la dirección. Hay cuatro programas: «Confort», «Normal», «Sport» y «Sport+». En cada uno de los programas, el sistema regula todas las variables en conjunto, con buen resultado. Además, el control de estabilidad se puede desconectar o seleccionar un modo «invernal», para facilitar la conducción sobre nieve.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Son novedad en BMW las nuevas funciones de la iluminación adaptativa o el aviso de la velocidad máxima permitida. Este dispositivo indica al conductor cual es el límite de velocidad del tramo por donde circula.

El sistema de visión nocturna «Night Vision» es capaz de detectar peatones y ciclistas (diferencia a ambos de animales u otros objetos) en la trayectoria del coche y advertir al conductor de ello. Los detecta y los representa en la pantalla como figuras de color amarillento. Si considera que hay riesgo de atropello, además de avisar muestra una señal de peligro, también en la información proyectada en el parabrisas, si se dispone de esta opción.

También es posible montar dos cámaras «Side View», colocadas en el paragolpes delantero, próximas a las ruedas, para poder ver la circulación perpendicular. Pueden resultar muy útiles al salir de ciertos garajes o en intersecciones con poca visibilidad.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Hay disponible un detector de objetos en el ángulo muerto, mediante un radar posterior. Cuando otro coche avanza hacia el nuestro por alguno de los carriles adyacentes, se enciende un triángulo luminoso en el espejo exterior del lado correspondiente. Si en ese momento se pone el intermitente para girar hacia el carril por el que viene el otro coche, el sistema avisa además con una vibración en el volante. El sistema detecta objetos a una distancia de hasta 60 m por detrás del coche.

BMW Serie 7, no es el buque, es un Transatlántico Insignia

Otros de los elementos de equipamiento que puede tener ya estaban disponibles en la gama de BMW, como alerta de cambio involuntario de carril, información proyectada en el parabrisas «HUD», conexión automática de luces largas, o cámara trasera para facilitar el estacionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *