Muerte en el Dakar

Se trata de una persona de apellido Reales que manejaba un Rastrojero que transitaba por la Ruta 60, en Tinogasta, Catamarca. Fue embestido por una camioneta de la competición.

En la madrugada de hoy colisionaron casi frontalmente en la Ruta 60 un rastrojero conducido por una persona mayor de apellido Reales y un vehículo del Dakar navegado por Eduardo Amor y Alejandra Fenoglio, pareja Argentina que viajaban con evidente retraso tras soportar un largo tramo entre Copiapó y Tinogasta.

Las evidencias que marcan las huellas sobre el asfalto de la ruta 60 indican que el vehículo de la competencia del Dakar se cruzo de carril e impacto en forma oblicua sobre el desprotegido rastrojero que quedo totalmente inutilizado.

Aparentemente el piloto se habría quedado dormido producto del casi inhumano esfuerzo que tuvieron que soportar todos los participantes, y mas allá que por doquier se escuche decir es “esto es Dakar”, es dable acotar que no dejan de ser seres humanos.

Al momento del accidente tanto la delegada de Villa San Roque como el uniformado que estaba en el lugar, este pudo dialogar con el conductor del rastrojero quien aparentemente presentaba fracturas expuestas en sus pies y “tuvimos que utilizar una pala para intentar despegarle fierros de la parte inferior del cuerpo”, dijo el Policía presente.

Logre conversar con él, agregó, me dio todos los datos y pedía que lo sacáramos del lugar. “me sorprendió luego saber que había fallecido”, dijo acongojado el Policía. El vehículo del Dakar mostraba huellas del impacto en la parte delantera del lado del conductor.

Intervinieron en este luctuoso accidente, la Policía, Municipalidad, Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y Gendarmería. Las actuaciones pasaron a la fiscal de feria del juzgado local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *