Latin NCAP: La Toyota Hilux argentina recibe cinco estrellas en seguridad

Los últimos resultados del Programa de Evaluación de Vehículos Nuevos para América Latina y el Caribe, Latin NCAP, continúan mostrando avances importantes en la seguridad de los vehículos en América Latina.

Tres modelos, Mitsubishi Montero Sport, Toyota Rav4 y Toyota Hilux, alcanzaron cinco estrellas para protección de ocupante adulto y buenos resultados para protección infantil, mientras que otros cuatro modelos, el Hyundai Creta, VW Fox, Nissan Versa y Nissan March alcanzaron cuatro estrellas para ocupante adulto y resultados dispares para protección de ocupante infantil.

Uno de los resultados más importantes para los argentinos es para la Hilux, ya que se fabrica en la planta de Zárate, provincia de Buenos Aires, y fue relanzada hace pocos días en su octava generación. La pick up alcanzó cinco estrellas para protección de ocupante adulto y cinco estrellas para ocupante infantil.

toyota

La estructura del vehículo es robusta y los tres airbags como equipamiento básico junto con los cinturones de seguridad ofrecen buena protección en el impacto frontal. El vehículo también ofrece buena protección en el impacto lateral.

La Hilux cuenta en su equipamiento básico con tres airbags frontales (cabeza y pecho conductor, rodillas del conductor y cabeza y pecho del acompañante), frenos ABS en 4 canales, aviso de cinturón de seguridad para ambos pasajeros delanteros. El buen resultado obtenido para protección infantil se debe a los cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones, anclajes ISOFIX, posibilidad de desconexión del airbag del acompañante y buena señalización para los consumidores.

hilux2

La Toyota Rav 4, fabricada en Japón, logró cinco estrellas para protección de ocupante adulto y cuatro estrellas para protección infantil. La estructura del vehículo es robusta y los tres airbags y cinturones de seguridad protegen bien a los ocupantes durante el impacto frontal. El vehículo ofrece buena protección en el impacto lateral.

Otro modelo de Toyota con buenos resultados es la Rav4, que cuenta con tres airbags frontales (cabeza y pecho del conductor, rodillas del conductor y cabeza y pecho del acompañante), frenos ABS en 4 canales y aviso de cinturón de seguridad para pasajeros delanteros, como estándar en todas sus versiones.

La Hilux y Rav 4 son los primeros modelos probados por Latin NCAP en utilizar la nueva generación de SRI, llamadas i-Size, que muestran importantes beneficios para la protección de ambos ocupantes niños.

Hyundai Creta, otro de los evaluados, se fabrica en India, y alcanzó cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y tres estrellas para protección infantil. Este es uno de los últimos modelos del fabricante recientemente lanzado en el mercado de América Latina como una plataforma global.

La falta de equipamiento estándard como frenos ABS, aviso de cinturón de seguridad para el pasajero y que el fabricante no haya patrocinado la prueba de impacto lateral, limitó al modelo acceder a una mejor calificación.

La falta de este equipamiento estándard como versión básica en este modelo decepciona a Latin NCAP considerando que son importantes para la seguridad de los pasajeros, junto al control electrónico de estabilidad (ESC) que sus competidores han incluido, como Jeep Renegade y Honda H-RV.

El VW Fox, fabricado en Brasil, recientemente actualizado con un facelift, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y dos estrellas para protección infantil. El vehículo ofrece buena protección para la cabeza de ambos pasajeros delanteros. Ofrece también buena protección para el pecho del acompañante y protección marginal para el pecho del conductor.

Este modelo solía producirse en Brasil y se exportaba para Europa. La versión para los mercados de América Latina del Fox no cuenta con anclajes ISOFIX, ESC, airbags laterales para protección lateral, mientras que la versión que se exportaba para Europa contaba con estos ítems como equipamiento opcional.

Las dos estrellas para ocupante infantil se deben en parte a la falta de anclajes ISOFIX, a la falta de cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones y a la falta de poder desconectar el airbag del acompañante en caso de colocar un Sistema de Retención Infantil (SRI) mirando hacia atrás.

Mitsubishi Montero Sport, fabricada en Tailandia, recientemente lanzada en el mercado de América Latina, logró cinco estrellas para ocupante adulto y tres estrellas para ocupante infantil. El vehículo ofrece tres airbags como equipamiento básico que, en combinación con los cinturones de seguridad y pretensores, ofrecieron buena protección a los pasajeros.

El niño de 18 meses recibió buena protección pero la cabeza del niño de tres años hizo contacto con el asiento del conductor causando pérdida de puntos. El respaldo del asiento trasero detrás del dummy de tres años se desenganchó durante la prueba. El vehículo ofrece anclajes ISOFIX en la segunda fila de asientos y cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones.

El Nissan March, fabricado en Brasil, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y una estrella para ocupante infantil. El modelo está equipado en toda su gama con doble airbags y pretensores desde el reciente cambio de producción.

Las cabezas de los ocupantes adultos recibieron buena protección y los pechos recibieron protección marginal a adecuada. El bajo puntaje alcanzado para la protección infantil se debe a la falta de cinturones de tres puntas en todas las posiciones, la falta de posibilidad de desconectar el airbag del acompañante, a la pobre señalización de advertencia cuando se coloca un SRI mirando hacia atrás y a la falta de anclajes ISOFIX.

Nissan Versa, fabricado en Brasil, logró cuatro estrellas para protección de ocupante adulto y dos estrellas para ocupante infantil. Este modelo está ahora equipado en toda la gama con doble airbags y pretensores.

Las cabezas fueron bien protegidas por los airbags y los pechos recibieron protección adecuada. El bajo puntaje para ocupante infantil se debe a la falta de cinturones de seguridad de tres puntas en todas las posiciones, la pobre señalización de advertencia y no contar con la posibilidad de desconectar el airbag del acompañante cuando se instala un SRI mirando hacia atrás y la falta de anclajes ISOFIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *