Volkswagen se hace un ‘duro’ propósito para 2012

Como parte de su iniciativa “Think Blue Factory”, Volkswagen se ha marcado como objetivo lograr una mayor sostenibilidad medioambiental en todas sus plantas. En 2018, el impacto medioambiental de la producción de todas las factorías de la marca se habrá reducido en un 25%.

Teniendo en cuenta los valores anuales de 2010, se reducirán significativamente las emisiones de dióxido de carbono, el volumen de residuos, el consumo de energía en megavatios/hora por vehículo producido y el consumo de agua.

Además, contempla la formación específica de todos los empleados de las factorías. Hace unas semanas que la planta de VW en Chatanooga, Tennessee, fue la primera factoría de automóviles en recibir la certificación LEED (Liderazgo en el Diseño Energético y Medioambiental) de Platino.

“A través de la mayor eficiencia y productividad de nuestras plantas, la marca Volkswagen ya está haciendo una contribución clave a los objetivos medioambientales del Grupo para el 2018. Sin embargo, vamos un paso más allá para que en 2018 la producción de nuestras plantas sea un 25% más respetuosa con el medio ambiente“, comento Hubert Waltl, miembro del Consejo de Administración de Volkswagen, responsable de Producción y Logística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *