Muere Sid Watkins, el doctor de la Fórmula 1

La noticia ha sido confirmada por la familia, e inmediatamente multitud de pilotos han mostrado su cariño hacia el viejo doctor. Entre ellos, Rubens Barrichello, quien sufrió un grave accidente el mismo fin de semana del GP de San Marino de 1994 que se cobró la vida de Senna y del austriaco Roland Ratzenberger: “Fue Sid Watkins quien me salvó la vida en Ímola 94, un gran tipo que siempre estaba contento. Gracias por todo lo que hiciste por los pilotos. Descanse en paz”. También Bruno Senna, sobrino del tricampeón brasileño se hizo eco de la noticia: “Triste noticia para los que nos quedamos”.

Ayrton Senna es el último fallecido en un circuito de Fórmula 1, y gran parte de ese logro se debe al profesor Watkins, responsable directo de atender a los pilotos que sufrían un accidente hasta su retirada en 2005, pero también el pionero en trabajar para reforzar las medidas de seguridad en los circuitos y en los monoplazas. “Es de justicia decir que Watkins hizo más que nadie porque la F1 sea tan segura como lo es hoy en día”, ha asegurado Ron Dennis.

Watkins publicó en 1996 un libro titulado «Vida al límite: triunfo y tragedia en la Fórmula 1». En él relata los últimos momentos en la vida de Ayrton Senna. Cómo el propio doctor le intentó convencer de que no corriera en Ímola tras ver el estado de angustia del brasileño ante el accidente de Ratzenberger un día antes, en la sesión de clasificación. También relata su última conversación con el brasileño: “Le dije: has sido campeón mundial tres veces, deja todo esto y vámonos a pescar. Después de unos segundos en silencio me respondió: Sid, no puedo. Debo correr. Hay algunas cosas que tenemos los pilotos que no podemos controlar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *