Audi volvió a ganar las 24 Horas de Le Mans

Fue la undécima victoria de Audi en las últimas 13 ediciones de la carrera y la primera para un auto diésel-híbrido en el circuito Sarthe. El año pasado Audi ganó con un motor diésel. El argentino Pérez Companc subió al podio en la categoría LMP2.

Audi volvió a ganar la tradicional comptencia de resistencia de las 24 Horas de Le Mans, luego de que el piloto alemán Andre Lotterer encabezara un 1-2-3 para acentuar el dominio de la marca.

Fue la undécima victoria de Audi en las últimas 13 ediciones de la carrera y la primera para un auto diésel-híbrido en el circuito Sarthe. El año pasado Audi ganó con un motor diésel.

El Audi R18 número uno -compartido por Lotterer, el francés Benoit Treluyer y el suizo Marcel Faessler- lideró la mayor parte de la carrera y negó al danés Tom Kristensen un noveno triunfo a bordo del auto número dos.El alemán Mike Rockenfeller, ganador para Audi en el 2010, completó el podio al cruzar la bandera a cuadros en tercer lugar con un Audi ultra.

Audi superó un susto a tres horas del final cuando el piloto británico Allan McNish se fue contra las vallas protectoras con el Audi número dos, momentos después de que el español Marc Gené golpeara su Audi no híbrido contra los neumáticos en la primera chicana.El auto de McNish rápidamente volvió a la pista y el escocés pasó el control a Kristensen, pero el auto número tres de Gené perdió 20 minutos y terminó en la quinta posición, con el francés Loic Duval al volante.

El también francés Nicolas Prost, hijo del cuatro veces campeón del mundo de Fórmula Uno Alain, se metió entre los Audis para obtener el cuarto puesto con un Lola B12 de Rebellion Racing, con motor Toyota.

El escocés Peter Dumbreck y los ex pilotos de F1 David Brabham y Karun Chandhok -el primer indio en correr en Le Mans- lograron un valorable sexto lugar a bordo del HPD ARX 03a del equipo JMR.

Más allá del resultado final, uno de los momentos más dramáticos de la carrera se produjo cuando el británico Anthony Davidson sufrió un espectacular accidente manejando uno de los Toyota híbridos.

El auto de Davidson se pegó a una Ferrari y voló por el aire, girando 360 grados antes de caer sobre las barreras de neumáticos en la Curva Mulsanne.

El piloto británico, que salió del auto e inmediatamente solicitó ayuda médica con gestos, se quedará en un hospital hasta el miércoles tras haberse fracturado dos vértebras en el incidente.

Fue la edición número 80 de la famosa carrera francesa y tuvo 35 pilotos que pudieron completarla.

El único piloto argentino que corrió esta prueba fue Luis Pérez Companc, quien se dio el gusto de subir al podio en la clase LMP2. Compartiendo un Nissan Oreca con el alemán Pierre Kaffer y el francés Soheil Ayari, llegó tercero en la división y noveno en la general a 26 rondas del equipo vencedor.

Los ganadores de la clase fueron los británicos Thomas Kimber Smith y Ryan Dalziel y el venezolano Vicente Potolicchio (Honda HPD-ARX). En GTEPro se impuso el equipo de los italianos Giancarlo Fisichella y Gianmaria Bruni y el finlandés Toni Vilander (Ferrari 458).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *