Renault y el rescate de un icono, El Alpine

Hace unos días aparecieron en Internet fotografías sobre el nuevo modelo que lleva en su frente el sello del rombo y de inmediato se empezó a discutir acerca de su autenticidad y sobre qué podría tener entre manos Renault. Todo desembocó en la posibilidad de resurrección del Alpine, marca fundada por Jean Rédélé, que rescata el costado deportivo de la marca francesa, aunque se dudaba de que el diseño fuera verdadero.

Así, tras los rumores que despertaron esas primeras imágenes, Renault confirmó la presentación de su nuevo concept car con la denominación de Alpine que, según señaló, unirá pasado y futuro.

¿Qué hay en un nombre? En algunos casos, la herencia de un nombre es como un tesoro nacional y Renault quiso rendir una suerte de atributo y aportar lo suyo. Es que la mítica berlinetta Alpine cumple 50 años en este 2012 y, para celebrar el acontecimiento, Renault presentó hoy el concept car denominado Alpine A110-50.

Su ADN se mezcla la pasión deportiva y conocimientos técnicos y se traduce en un diseño característico que combinando las líneas del DeZir visto en 2010, se pueden filtran algunos trazos característicos de la A110 original aunque de manera moderna.

La carrocería de fibra de carbono cuenta con un nuevo tono de azul que reinterpreta el original ‘Alpine Blue’. Producido por Renault Sport Technologies, el Alpine A110-50 concept car está muy asociado con el mundo del automovilismo.

Es un concept muy bajo y ancho. Bajo su sinuoso exterior de fibra de carbono se oculta un chasis tubular de acero prestado por el Mégane Trophy, pero no por ello idéntico. Renault reforzó la estructura y ejecutado algunos cambios para acomodar mejor el diseño del A110-50, más ancho y ligeramente más bajo. La distancia entre ejes es idéntica a la del Mégane Trophy, mientras que la pista es ligeramente más ancha en la parte delantera.

Calzado con neumáticos Michelin de 21 pulgadas, está equipado con amortiguadores Sachs que se pueden ajustar en compresión y extensión, y están montados directamente en los brazos transversales inferiores. Con el fin de mejorar la retroalimentación conductor, sistemas de ayudas a la conducción como el ABS, control de tracción.

Bajo su capot se encuentra un bloque Renault V4Y motor, de 3.5 litros V6 de 24 válvulas que entrega 400hp montado en la parte trasera. Suministrado por Magneti-Marelli, el control electrónico Marvell 6R incluye funciones para el motor gestión, la caja de cambios de control y adquisición de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *