Porsche lanza el mejor 911 de su historia

El más veloz de los autos de calle sale renovado para seguir dando batalla como uno de los deportivos de mayor excelencia. Suma lujo y agilidad. Un interior más sofisticado, chasis más eficaz, prestaciones mejoradas y consumos rebajados, además del primer cambio manual de 7 velocidades montado en un turismo, son los principales cambios del nuevo 911.

La firma de Stuttgart lanza el mejor 911 de su historia, 48 años y 700.000 unidades después de haberse lanzado la primera generación del deportivo más amado del mundo.

Si bien la nueva versión incorpora varios cambios, Porsche se empeña en conservar las proporciones y líneas maestras del icónico deportivo, estudiando a fondo cuáles son las líneas que se pueden tocar y cuáles han de mantenerse intactas. De ahí que no varíe su diseño exterior en exceso.

Entre sus cambios solo crece 5,5 cm en longitud, mantiene el mismo ancho y la altura baja menos de 1 cm.

La vía delantera tiene 5 cm más, pero la trasera se mantiene, mientras que las ruedas son ahora más grandes, de 19″ de serie en el Carrera y de 20″ en el Carrera S.

Tampoco se nota desde lejos, pero el 911 ha sido sometido a una dieta que le permite adelgazar 50 kilos, y aquí es donde se empiezan a marcarse diferencias en consumos, prestaciones e agilidad.

En el interior los cambios se detectan con más facilidad. Hay una nueva pantalla colorida en la instrumentación que muestra la información de la computadora de abordo, del sistema de audio o navegador.

La nueva consola central es más elevada y deja de existir la palanca de freno de mano mecánica, sustituida por un sistema eléctrico, con botón de accionamiento a la izquierda del volante donde, como siempre, encontramos también la ranura para la llave.

Sigue impactando la excelencia en cuanto a materiales (piel, aluminio, alcántara para cubrir todo el techo) y la impecable construcción, que se entienden como naturales y expectables en un coche de esta exclusividad, según detalla El Mundo.

Por último, en cuanto a la mecánica, la potencia máxima se obtiene ahora a las 7.400 rpm en vez de a 6.500 y los mismos 390 Nm de par están bajo el pie derecho a las 5.600 rpm contra las 4.400 rpm de antes. Los mismos regimenes que en el Carrera S han permitido incrementos de 15 CV en potencia (de 385 a 400 CV) y de par (de 420 a 440 Nm).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *