Mercedes SLS AMG GT 2013, todo se mejoró en el “alas de gaviota”

El Mercedes SLS se renueva y lo hace añadiendo el apellido GT a su nombre para afrontar el 2013 con el mismo elegante porte de siempre. El mismo porte pero nuevos cambios dinámicos. El guerrero conserva su armadura, pero se ha hecho más fuerte, más ágil: mejor. Una mejora que se traduce en una nueva configuración del equipo de suspensiones, una transmisión recalibrada, pero sobre todo, en un extra de potencia.

El alas de gaviota se pone al día a pesar de que no le hiciera mucha falta, nos sigue gustando igual que cuando se presentó en el 2009 y en lugar de volcarse con cambios en su exterior o en su habitáculo, en Mercedes se han volcado en la dinámica de su mejor flecha plateada, dejándonos con el nuevo Mercedes SLS AMG GT 2013.

Bajo el largo morro del Mercedes SLS AMG GT nos encontramos con el ya conocido V8 de 6.3 litros de cilindrada con una compresión de 11.3:1 y un diámetro x carrera de 102.2 mm x 94.6 mm. Ahora los 571 caballos que entregaba hasta ahora el alas de gaviota a las 6.800 rpm pasan a ser 591 caballos, 20 caballos extra, entregados también a las 6.800 rpm. El aumento de potencia no llega acompañado por un aumento de par manteniéndose en los 650 Nm a 4.750 rpm.

Con este incremento de potencia el Mercedes SLS registra una aceleración en el 0 a 100 km/h de 3.7 segundos, un segundo por debajo de la cifra marcada por el anterior SLS. Su velocidad máxima, limitada electrónicamente es de 320 km/h. Para los preocupados por los consumos, el Mercedes SLS con estos 20 caballos extra sigue consumiendo lo mismo, 13.2 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 308 g/km.

Además del incremento de estos 20 caballos de potencia y la mejora en la aceleración, los ingenieros de Mercedes han puesto su atención en la transmisión del SLS GT. La caja de cambios AMG SPEEDSHIFT DCT de 7 velocidades, situada en el eje trasero, es ahora más rápida gracias a una mayor optimización del control del cambio. Las reducciones son también ahora más agresivas, y según Mercedes con un mejor sonido.

Completando los cambios, con una mayor potencia y un cambio más rápido, nos encontramos con una nueva configuración de la suspensión adaptativa AMG Performance. Los cambios en la suspensión nos dejan con un SLS AMG que comparado con la anterior generación tiene un tarado más rígido, con un comportamiento más agresivo, más deportivo, permitiéndonos ajustar la configuración desde el AMG Drive Unit.
Alcántara, acabados en negro brillante, cuero acabado en rombo, cinturones de seguridad rojos… El interior mantiene el mismo compromiso entre la elegancia y la deportividad, como su exterior.

El SLS AMG GT 2013 estrá disponible desde el mes de octubre de este mismo año con un precio de 204.680 euros o de 213.010 euros si nos decantamos por la versión roadster. Precios a los que tendremos que sumar, si queremos, algunos de los suculentos extras, como los retrovisores en fibra de carbono, el paquete interior de fibra de carbono o los frenos cerámicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>