Mercedes-Benz Clase SL 2012, lujo al descubierto

El Mercedes-Benz Clase SL es un descapotable biplaza de techo rígido plegable. Está en venta desde 100410 euros en Europa, aunque las primeras unidades no llegarán a los concesionarios hasta marzo. Reemplaza al modelo del mismo nombre que llegó al mercado en 2008.

Hay disponibles tres tipos de techo plegable: uno metálico, otro cubierto con una pieza de cristal oscurecido y un tercero —denominado «MAGIC SKY CONTROL»— con el que es posible oscurecer ese cristal pulsando un botón, logrando disminuir la cantidad de luz y calor que entra en el habitáculo.

Inicialmente hay dos motores, ambos nafteros: SL 350 de 306 CV y SL 500 de 435 CV. El primero está disponible como dijimos desde 100410 euros y el segundo a partir de 135000.

Las dos versiones llevan un sistema de parada y arranque automáticas del motor en las detenciones y una caja de cambios automática de siete velocidades 7G-TRONIC PLUS.

Hay tres tipos de suspensiones: la de serie, otra con amortiguadores de dureza variable y otra denominada Active Body Control, cuya característica principal es que elimina gran parte de los movimientos de la carrocería. El Clase SL de 2012 tiene dirección de asistencia variable en función de la velocidad. La desmultiplicación cambia en función del ángulo de giro del volante, no de la velocidad a la que se circule.

Hay tres elementos que, hasta ahora, no tenía ningún otro modelo de Mercedes-Benz. Uno de ellos es el sistema de apertura y cierre automático del portón del maletero sin necesidad de utilizar las manos HANDS-FREE ACCESS. Basta con colocar un pie bajo el paragolpes para que el portón se abra o se cierre.

Los otros son el limpiaparabrisas MAGIC VISION CONTROL y el dispositivo FRONTBASS. El primero de ellos tiene los eyectores de agua en las escobillas, tanto por delante, como por detrás, para que la expulsen según la dirección de barrido y no reduzcan la visión del conductor. Además, según Mercedes-Benz, sueltan la cantidad de líquido necesaria para que no haya salpicaduras fuera del parabrisas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *