Dodge Viper SRT10 Final Edition

Todo lo bueno parece llegar a su fin, o eso parece si eres un amante de la gasolina y te ha tocado vivir esta época, porque uno de los grandes modelos americanos llega a su fin. Elaborado como un moderno AC Cobra y con la colaboración de Lamborghini nacía en el año 1992 el Dodge Viper y este verano llegará al final de su producción con una tirada especial denominada Dodge Viper SRT10 Final Edition.

Dodge Viper SRT10 Final Edition

Durante los años el diseño del Viper no ha hecho más que ir a mejor y pese a que se ha especulado abundantemente sobre su sucesor, ha aguantado con pulso firme en el mercado durante 18 años. Y para despedirse se fabricarán 50 unidades que podremos adquirir con diferentes carrocerías. La tirada más abundante será la del coupé con 20 unidades, seguida de la versión roadster con 18 y tan sólo 12 llevarán el apellido ACR.

El esquema de pintura elegido para el exterior de este coche se escapa del típico rojo o azul para optar por un sobrio gris grafito, con una franja negra perfilada en rojo que lo atraviesa de forma longitudinal. Los modelos coupé y roadster irán calzados con llantas de seis radios en color antracita, mientras que el ACR lucirá llantas de cinco brazos en color negro. El interior también se distingue con costuras en color rojo y un cuadro de instrumentos iluminado también en el rojo, la placa con el número del ejemplar tampoco puede faltar.

Lo que no cambia es la mecánica , el motor V10 no ve aumentada su potencia y tampoco es que necesite mucho más, 600 CV y 759 Nm de par es de todo menos escaso para los 1.570 kilogramos de furioso metal. El resultado es un coche que acelera de 0 a 100 en 3.5 segundos con la carrocería coupé y algo menos en su versión ACR, el cuarto de milla desaparece por el parabrisas trasero en tan sólo 10.92 segundos cruzando la meta a 205 km/h.

Su comercialización se iniciará a lo largo de este verano y llevarán el código de producción “AXZ”, todavía no se sabe la cantidad que habrá que desembolsar por uno de estos ejemplares únicos, pero la barrera de los 100.000 dólares estadounidenses quedará rebasada por lo que será el canto del cisne de este modelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *